Cuatro años de cárcel por cultivar marihuana

Pablo Aguirre, de 32 años, fue condenado el día de ayer a cuatro años de prisión por poseer doce plantas de marihuana en su casa de Del Viso, Pilar. El fallo fue emitido por el Tribunal Oral n° 6 de San Isidro, que dispuso su alojamiento en una celda de la Delegación Departamental de Investigaciones de dicho distrito.

Aguirre fue denunciado por un llamado anónimo al 911 y fue acusado por el fiscal Claudio Scapolan de comercializar marihuana, más concretamente de violar el inciso a) del artículo 5) de la Ley 23.737.

“Estoy indignado. El fallo me parece fuera de lugar. La sentencia va a ser apelada porque se basaron en el caso Bazterrica y no Arriola para fallar”, comentó el abogado del encarcelado. Victoria Donda, diputada del Movimiento Libres del Sur, también criticó la decisión del tribunal y declaró que se está evaluando la posibilidad de iniciarle juicio político al juez Federico Xavier Tuya. “No era competente para juzgar por ese artículo. Hay que modificar la ley. Es una ruleta rusa: puede que te toque un juez que aplique la jurisprudencia de la Corte Suprema o que te toque uno como a Pablo, que le arruinaron la vida”, sentenció.

El pasado 7 de mayo Donda fue una de las principales oradoras en Capital Federal de la Marcha Mundial de la Marihuana, que se desarrolla en diversas ciudades del mundo el primer sábado de mayo.

*Fuentes: Tiempo Argentino y Radio La Voz de Las Madres, AM530

Nahuel Leguizamón – L.K. 5

Esta entrada fue publicada en Informe especial y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Cuatro años de cárcel por cultivar marihuana

  1. Jonathan dijo:

    Primero, me parece que confundís despenalización con legalización.
    En segundo lugar, todo lo contrario. La penalización del consumo o cultivo para consumo de estupefacientes se basa en la presunción de culpabilidad que, como todos saben, es contraria a la Constitución Nacional. No te pueden condenar por un delito que “tal vez cometas”. Es como si mañana, mientras caminás por la calle, te metan preso porque alguien dijo que vas a matar a otra persona. Es una completa ridiculez, no tiene ninguna evidencia que lo compruebe y, una vez más, viola el principio de inocencia, que es el básico.
    No sé en tu caso, pero yo defino el orden social como el acatamiento de los principios constitucionales, en el marco de una democracia, que es el sistema político en el que estamos inmersos, por suerte. Por lo tanto, si usamos la lógica deductiva, penalizar a alguien por consumir estupefacientes es el verdadero atentado al orden social.

  2. Pingback: Informe especial: Hablar de marihuana ya no es tabú | ACV Ñús

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s