Otro grito por justicia

El reclamo por justicia de familiares y amigos de Matías Pena no cesa. Los casos de gatillo fácil, tampoco. El colectivo “Justicia por Matías” adhiere a la marcha que se realizará hoy a las 16 en la estación de Lanus, en la que se reclamará por la impunidad con la que se realizaron dichos crímenes. La movilización es a causa de la dudosa inculpación a Alejandro Bordon por la muerte del colectivero Juan Carlos Ibáñez, asesinado a quemarropa el domingo.

Matías Pena era un joven de 29 años que vivía en la localidad de Lanús. Salió con sus amigos una noche como cualquier otra,  sin apenas sospechar cuál sería su dudoso final. Era la noche del miércoles 3 de Marzo de 2010. Matías se dirigió a un bar del barrio a tomar unas cervezas y mirar por televisión el partido que jugaba el equipo de sus pasiones: “el granate”. Pero la salida del bar no fue tan alegre como la llegada al mismo. El joven volvió camino a su casa, cerca de las 2 de la madrugada, angustiado por la caída de Lanús ante el mendocino Godoy Cruz. Sin embargo, su desafortunada noche recién comenzaba. Una imagen frente a sus ojos detuvo su marcha: vio una pareja besándose. Era Samanta, su mujer y madre de sus tres hijos, la que se besaba con otro hombre. Al verlo, Samanta corrió hacia la casa de sus padres y Matías comenzó a perseguir al desconocido, que se dirigió rápidamente a la comisaría y fueron detenidos por los policías. Hubo gritos y forcejeos entre ambos jóvenes en la seccional 2º de Lanús. Se levantó un acta policial pero no se realizaron denuncias. Una vez que vieron a Matías más tranquilo, lo liberaron.

Otra vez estaba en la calle, cerca de las 3 de la mañana. Pero aún intranquilo, Matías Pena se acercó a las puertas de New Bar, un bar que solía frecuentar. Allí, según denunciaron los dueños del lugar, rompió todos los vidrios del local a piedrazos. Luego, llamó a su esposa desde el teléfono de un kiosco. Habló con ella y también con su suegro, que era un policía en actividad ferviente opositor de la relación de la pareja. Al cabo de unos instantes, un patrullero se acercó hasta él y lo llevaron detenido nuevamente a la comisaría 2º. Al llegar allí, Matías fué alojado en un calabozo por provocar disturbios en la vía pública. Correspondía que lo dejen demorado unas horas, sin embargo, al cabo de 40 minutos, Matías Pena apareció ahorcado en la celda con su propia remera.

El causal de muerte, según la versión policial, fue por asfixia autoinducida. Es decir, que Matías se ahorcó. No obstante, sus familiares descreyeron esta versión debido a varios puntos que consideraron confusos en el caso. Por un lado, sostuvieron que el hecho de que Matías se colgara de una altura de1,55 metros, cuando él medía 1,90 resulta sugerente al menos para la investigación de la autopsia. Otra de las dudas era si la remera podía sostener el peso del joven de casi 85kg, por eso se realizaron pericias sobre la prenda, pero sin éxito para los Pena, ya que los resultados fueron que resistía hasta 102kg. La causa quedó abierta enla UFI Nº 9 de Lomas de Zamora por “averiguación de causales de muerte”. Sin embargo, la familia intentará iniciar un proceso penal contra la dependencia que, según acusó, tuvo responsabilidad en el caso.

Ariel Hernández, abogado que hace la procuración de la causa y es militante dela Coordinadora Antirrepresiva por los Derechos del Pueblo (CADeP), afirma que en última instancia hay represión y responsabilidad policial vista desde el no accionar, por omisión. “Habría que discutir si no es un homicidio culposo, por violación a un deber”, aseguró.

Debido a que la causa aún no se resuelve, los familiares de Matías siguen luchando y apoyan al reclamo del resto de los crímenes relacionados con la impunidad y encubrimiento del aparato policial.

Débora Van Der Donckt 5 – E.G.5

*Declaración de Pablo, amigo de Matías
Audio y edición: Emiliana García 5

*Testimonio de Martín Alderete, uno de los abogados patrocinantes de la flia. Pena
Audio: Debora Van Der Donckt 5 – Edición: Nahuel Leguizamon 5

*Galería de fotos de Lanús
Producción y selección de fotos: Lucas Kuperman 5

*Galería de fotos de Graffitis
Producción y selección de fotos: Lucas Kuperman 5

Colaboración especial con el informe: Cecilia Angaramo 5

Notas Relacionadas:
*Policía drogas y maltrato
*Lanus viste de gris

Esta entrada fue publicada en Informe especial y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Otro grito por justicia

  1. jimena dijo:

    ANTE TODO QUIERO ACLARAR QUE LOS ANALISIS DE SANGRE Y ORINA DE MATIAS DIERON NEGATIVOS ANTE DROGAS Y ALCOHOL,Y TAMBIEN QUE NO HAY TESTIGOS DE QUE EL HALLA SIDO EL QUE ROMPIO LOS VIDRIOS,EN NINGUN MOMENTO LE DICEN A EL QUE SE LO LLEVAN POR ESO,SOLO SE LO DICEN A LOS DUEÑOS DEL BAR CUANDO LLAMAN PARA HACER LA DENUNCIA,COMO AMIGA LES AGRADESCO LA NOTA PERO DEBEN PONER INFORMACION CERTERA. GRACIAS!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s