Policía, drogas y maltrato

Marcos Kuperman es psicólogo social y acompañante terapéutico. Hace casi 15 años trabaja en adicciones y nos cuenta como es su trabajo, relata el accionar de la policía y su complicidad con el crímen. Postula que a su parecer las drogas deberían ser legales como posible solución a esta problemática.

-¿De qué se trata tu trabajo?

Marcos: -Hace 14 años trabajo en adicciones. Además hago acompañamientos terapéuticos que, en algunos casos, tienen que ver con dependencia a las drogas. En un caso puntual, como por ejemplo una psicosis, una esquizofrenia.

-¿Cuáles fueron las vivencias de tus pacientes en el trato con la policía?

MK: -En general el trato suele ser muy malo con una persona que está en consumo. En caso del muchacho esquizofrénico, las autoridades no entendieron jamás de que se trataba. Lo llevaron preso y terminó en coma en el hospital Álvarez. En general la policía no entiende nada que se salga de la norma. Una persona que consumió algo que salga de lo que es cocaína, marihuana o alcohol, suele salirse de la norma. Un caso ejemplar que cumple los criterios de la norma es el paco. No hay cocina de paco sin que haya algún policía dueño en la comisaría. Lo he hablado con “chorros” y con policías. No hay ladrones de autos. El ladrón de autos roba para alguna seccional policial. Todos los que venden paco, roban autos o venden algún tipo de sustancia, es con complicidad de alguna comisaría de la zona. En algún momento son supernumerarios. Así como sirven, mañana no sirven y se los mete presos. Los cagan a trompadas o los matan de alguna manera misteriosa en alguna cosa disfrazada de ajuste de cuentas, o de enfrentamiento con la policía.
El trato con ésta gente es muy malo. Y el que no quiere transar es peor. Ahora está el tema de la legislación sobre la marihuana, del autocultivo para consumo propio. Más allá que se está generando legislación, hubo casos de bastante maltrato.

-¿Ves alguna salida a ésta problemática?

MK: -En relación al consumo de sustancias, yo creo que hay que legalizar todas las drogas. Hay que ver como se fiscaliza y si se hace o no desde el Estado, en cuanto a la calidad del consumo. Que no sean cortadas con venenos y porquerías de ese tipo. Hay que ver si se genera algún tipo de registro. Legalizar la sustancia lo que hace es cortar la cadena de brutales ingresos en la política y en la policía básicamente. Ahí hay una punta, por algo no se hace. Se está empezando con el tema de la marihuana, cuando por otro lado se sostiene la hipocresía del tabaco y el alcohol. El alcohol genera situaciones de violencia desde 1492, y se puede vender sin ningún tipo de inconvenientes. Se pone en los cigarrillos que el fumar es perjudicial para la salud, que alcohol no se le puede vender a menores de 18 años, y sabemos que eso es mentira en todos lados.

Lucas Kuperman 5 – E.G.5

Esta entrada fue publicada en Informe especial y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s