Biolcati: “Las entidades del campo nacieron con ideologías distintas”

El presidente de la Sociedad Rural afirma que la Mesa de Enlace no hace oposición, sino que rechaza la política del gobierno para el campo. Analiza la victoria de Cristina: “la gente pensó: estoy bien así”. Dice que Mario Llambías no pudo escapar del voto que castigó a la Coalición Cívica pero sería un magnífico diputado.

Una protesta conjunta de las patronales del agro era algo casi impensado, pero fue lograda gracias al rechazo a las retenciones móviles de la resolución 125, ideada por el ex ministro de Economía, Martín Losteau, pero que el kirchnerismo defendió como propias. Biolcati admite que “las entidades agropecuarias nacen con filosofías e ideologías distintas. Federación Agraria nace con el grito de Alcorta, que era la oposición a los grandes ganaderos. Pero ahora el dirigente que hable de separación sería condenado por sus propias bases. El gobierno siempre intentó dividirnos con beneficios. Aprendimos a tomarlos y no separarnos por eso, aunque coincidimos en repudiar la política agropecuaria y entonces se nos ha encasillado en la oposición. Las entidades no hacen política partidaria pero hay gente que apoyamos, como Llambías, aunque no pudo escapar al castigo que recibió ese partido. Esperemos que entre como diputado en las elecciones porque sería magnífico como diputado para el sector y para el país”.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

-¿El voto afectó a la Mesa de Enlace?

-El voto del productor agropecuario estuvo en la oposición. Lo que pasa es que hubo un 50% de oposición atomizada en distintas ofertas que no fueron demasiado atractivas. En este momento la gente pensó yo estoy bien así, para qué variar si además no hay otra oferta razonable y atractiva. Además, con la amenaza de una crisis internacional mejor nos quedamos donde estamos. Fue una sorpresa, no que ganara, pero sí que ganara por tanto.

Biolcati quiere desmentir, como cada vez que lo entrevistaron desde que intentó explicar el caudal de votos para Cristina Fernández de Kirchner.

-No existieron esos dichos, es pura repercusión mediática, ya se volvió un estigma. Dije que hay una sensación de bienestar, que la gente ve a Tinelli en el plasma que se compraron en cuotas pero sin ánimo peyorativo. Era un desayuno donde había embajadores, profesionales, hablando del voto agropecuario. Se ve que había algún periodista sentado,  que sacá ese pedacito y dijo eso. No me puedo arrepentir de lo que no dije.  Yo me puedo hacer cargo de lo que pienso y de lo que digo, pero no me puedo hacer cargo de lo que dicen que digo.

-Si Cristina lo designara al frente del Ministerio de Agricultura, ¿cuáles serían sus prioridades?

-La primera sería que me deje actuar como ministro y no es muy habitual en este gobierno que los ministros actúen como tales. Las trabas en la comercialización, la fijación de cupos, cuotas, permiso para exportar, todo eso ha frenado la evolución del sector de manera terrible. Con los mercados libres nunca faltó carne ni pan en la mesa de los argentinos, y ahora nos falta todo. Este gobierno impide la comercialización y traba la rentabilidad del resto de las actividades y entonces uno se vuelca a la soja. Para las exportadoras, que no tienen nada que ver con los pooles de siembra, exportar soja o maíz les daría lo mismo. Quien se beneficia recaudando es el Gobierno.

El jueves al mediodía, un periodista de Tiempo Argentino le pregunta a Ignacio de Mendiguren, jefe de la UIA, si lo habían retado a Hugo Luis Biolcati, en una reunión con empresarios, para que se mostrara más conciliador con CFK. El vasco se ríe, asiente y el cronista titula “hubo un tironcito de orejas”. Biolcati refuta una vez más: “Yo estuve en un almuerzo con ellos anteayer. Hablé de lo que yo dije que no sucedió y él también dice que no lo declaró tampoco. Esta noche voy a estar con él. El voto a Cristina implica una reflexión. Pero no vamos a aplaudir cosas que no consideramos correctas.

Se le pide a Biolcati que nombre una medida que haya sido positiva para la Mesa de Enlace. Se queja de lo difícil de la pregunta, pero algo adjudica.

-Lo que rescato de es que todavía nos dejen trabajar y nos dejen decidir qué hacer con respecto al campo a pesar de que siempre nos estén induciendo a ir hacia la soja. Todavía hay cierta libertad de acción y libertad de expresión, podemos decir lo que se nos da la gana.

Aldo Vietri / M.B.P. 3

Producción multimedia: ACV Ñus

Esta entrada fue publicada en Breaking Ñus y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s