Proyecto de ley de regulación para el trabajo de teleoperadores

Hoy en día alrededor de 60 mil jóvenes en Argentina están empleados en Call Centers. La gran mayoría de los trabajadores son contratados por empresas que trabajan para otras en venta telefónica o atención de reclamos. De esa manera, quedan excluidos de convenios colectivos más ventajosos, como los bancarios, los telefónicos o los de seguros.

Frente a este cuadro de situación, el actual senador y candidato a intendente de Córdoba, Ramón Mestre (UCR)  y la senadora María de los Angeles Higonet (PJ) presentaron un proyecto de ley de protección al teleoperador, al cual la Comisión de Trabajo y Previsión Social del Senado dio el visto bueno para su pronta aprobación.

El mismo, que será tratado en la cámara de diputados, contempla la equiparación del sueldo básico con el salario mínimo, vital y móvil que corresponda a la actividad en la cual se encuadre al trabajador, ya sea esta comercio, bancarios o telefónicos.

En cuanto a la jornada laboral, establece que no será mayor a las seis horas y que comprenderá solo cinco días semanales. Las jornadas nocturnas serán de cinco horas y media. También a cada trabajador le corresponderá dos fines de semana por mes dentro de sus días libres, más 15 minutos de descanso cada dos horas. Las jornadas durante feriados nacionales, deberán ser recompensadas en un 100%, y además regirá el derecho a un franco compensatorio.

Establece que el control de las llamadas deberá ser comunicado previamente al trabajador, y únicamente podrá presentar funciones correctivas. Estas llamadas no podrán ser usadas como instrumentos de rebajas salariales. Puntualiza que entre llamada y llamada, deberá constar una pausa de 15 segundos.

Finalmente, la ley también contempla la necesidad de chequeos médicos periódicos como el preocupacional, audiometrías, examen de la vista, como así también neuropsiquiatricos y psicológicos.

Frente a este proyecto, la agrupación Telemarketers manifestó que el proyecto de ley podría corregir los “excesos de la actividad”, pero “deja intacta la esencia del régimen: la tercerización, los bajos salarios, la polifuncionalidad y una brutal rotación del personal”.

En la voz de las empresas, Mario Miccelli, vocero de la Agrupación de Centros de Atención a Clientes de la Cámara Argentina de Comercio,  manifestó que “se alteran las normativas de la ley de contrato de trabajo con pautas que están fuera de la lógica y que llevan a un aumento de costos(…).  Hay entonces 5000 empleos en peligro”.

S.B. – I.P. 03

 

Esta entrada fue publicada en Informe especial y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s