Palabras recicladas: historia de una editorial cartonera

Eloísa Cartonera. Foto: Marcos Borello

Eloisa Cartonera es una cooperativa de trabajo que edita libros producidos artesanalmente, de autores consagrados y jóvenes promesas. Con más de 200 títulos publicados, 100 de los cuales mantiene actualmente en catálogo, sus libros, elaborados y pintados a mano, rondan desde los seis pesos hasta los veinte para los cuadernos y ediciones especiales de obras completas.

La primera editorial cartonera del mundo está ubicada en la calle Aristóbulo del Valle 666, en el barrio de La Boca y tiene sus puertas abiertas todos los días, salvo los domingos, de las 14 a las 20. El grupo de trabajo está compuesto por diez personas que se dividen las distintas tareas en la creación de cada uno de los libros.

“La editorial más colorinche del mundo” (como la llaman sus creadores) surgió en el año 2003, en plena crisis económica, como una iniciativa de veinte escritores y artistas plásticos entre los que se destacan: Washington Cucurto (Santiago Vega), Fabián Casas y Javier Barilaro. La propuesta fue publicar libros de manera económica para hacer frente a las dificultades para editar, la escasez y el elevado precio del papel.

Hacía un tiempo que habían comenzado a producir libros con cartulinas y otros materiales, cuando al artista plástico Javier Barilaro se le ocurrió la idea de usar cartón para hacer las tapas, ya que era fácil de trabajar y había abundancia de éste en las calles. Alquilaron un local en  Almagro, en la calle Guardia Vieja, al que le dieron el nombre de “No hay cuchillo sin rosas”.

Julián González, quien trabaja en la editorial desde 2004, recuerda esos primeros años para ACVÑus: “Al principio había que hacer libros como sea y quienes participaban lo hacían voluntariamente. Luego, al aumentar la producción y la cantidad de tiempo que invertían quienes estaban en el proyecto, surgió la idea de hacer la cooperativa para que el laburo  sea redituable.”

La editorial funciona sin ningún tipo de subsidio, salvo el papel y los insumos que les da, en ocasiones, el Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social. A pesar de ello proyectan construir, en un campo de una hectárea que poseen en Florencio Varela, una huerta orgánica, una panadería comunitaria y un taller alternativo para integrar a la gente de las zonas aledañas. También participan de la FLIA (Feria del Libro Independiente y Alternativa) y de otras ferias en todo el país.

Eloísa Cartonera participó, junto a otras editoriales cartoneras de Latinoamérica, de la “Primera Feria del Libro Cartonero del MERCOSUR” que se realizó el  10 y 11 de junio en Asunción del Paraguay. En ese encuentro se propuso “la idea de armar un bloque cartonero para establecer un circuito que permitiera intercambiar los catálogos y aumentar la cantidad de títulos sin depender tanto de los contactos personales”, según explicó González. La idea es seguir cosechando sueños y reciclando letras, para que los escritores  y el pueblo estén cada vez más cerca.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Fotos: Juan Ignacio García

Marcos Borello / Juan Ignacio García 2

Video: Matías Bueno

Esta entrada fue publicada en Informe especial y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s