Periodismo alternativo en el interior: “Al Margen” participando desde adentro

Las experiencias de proyectos de periodismo alternativo no se limitan a las fronteras rioplatenses. Si en la urbe más importante de Argentina se habla de concentración mediática, el interior del país sufre hace años la falta de interés por fomentar la producción de programación local. Sin embargo, el murmullo que anima la ruptura no calla y dentro de esas voces federales se encuentra la revista “Al Margen”, oriunda de Bariloche.

En el 2004, un grupo de jóvenes comunicadores decidieron plasmar su idea de que las noticias no eran solamente las que transmitían los escasos medios locales,  vinculados en su mayoría a las grandes empresas de comunicación. Sebastían Carapezza, uno de los fundadores y actual coordinador editorial de la publicación, relata cómo surgió el deseo de hacer algo propio y vinculado con un proyecto social. El cual no solamente fue un proyecto editorial, sino que además incluyó otras actividades como talleres sobre redacción, artes y carpintería.

“Intentar poner en equilibrio las notas positivas y negativas, las de denuncia, las de interés y las que no venden es importante para generar un producto informativo”, reflexiona Sebastián. Asimismo, recalca como algo propio de “Al Margen”, el aceptar notas de algún chico que se les acerca para contar un maltrato de la policía o la falta de futuro que tiene. “Quizá no tienen un rigor tan periodístico, pero nosotros decidimos publicarla igual”, señala orgulloso el coordinador. “Esta posición nos ha traído muchas veces problemas con estratos de la Cámara de Comercio y también con determinados sectores de la sociedad que no quieren escuchar determinadas cosas”, agrega.

La revista se distribuye de forma auto gestionada y cierra de esta forma su círculo social: los vendedores, que recorren las calles patagónicas ofreciendo la publicación, se quedan con $3.30 de los $6 que vale la revista. A veces éstos se quejan por las notas que se publican. “Loco, con esta nota vendí pocos ejemplares”, nos cuenta Sebastián que le reprochan.

Los medios alternativos del interior sufren una doble marginación: la poca importancia que se les da en general a los medios provinciales y el hecho de contar noticias que “no venden”. Además, es casi imposible conseguir una pauta publicitaria municipal, provincial o nacional. Sumado a eso, el papel es más caro que en Buenos Aires y los costos de la revista son mayores. No obstante, la nueva perspectiva abierta por la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual abre una rendija, “confiamos en esta mirada de los medios más federal y aplaudimos esa iniciativa. Aunque todavía falta muchísimo”, aseguró Sebastian.

*Sebastián Carapezza representó a la revista en el 1° Congreso Internacional de Periodismo Autogestionado y nos contó su experiencia.

Testimonio de Sebastián

Emiliana García 5 – D.V. 5

Producción de entrevista: Emiliana García

Edición de audio: Débora Van Der Donckt

Volver al informe: “El Periodismo como vía de inclusión social”

Esta entrada fue publicada en Informe especial y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s