Tradición Bizarren

Decir “vamos a la Bizarren” no es simplemente ir a bailar. Es ir a una fiesta popular descontracturada, sin límite de edades (partiendo desde los 18), donde las marcas de ropa, el aspecto físico, los tacos y las formalidades, se hacen a un lado. Se lleva a cabo una vez por mes, desde hace casi cuatro años, y van rotando los lugares y artistas.

Viernes 16 de septiembre, calle Rivadavia en Flores. A dos cuadras del boliche “El Teatro” se vislumbra una fila de gente con disfraces, ropas de colores extravagantes y un chico andando en zancos. Allí tendrá lugar la Bizarren Miusik Party. Casi las doce de la noche y más gente se suma a la fila: las conejitas de siempre, el Sr. Papa Frita, Mickey Mouse, gente de todas las edades con galeras multicolores, chicas ligeras de ropa, chicos con pelucas. Casi todos en grupos de más de tres personas. Caras nuevas y las caras de siempre, todos esperando atravesar las puertas y ver qué sorpresas habrá en este encuentro.

Al ingresar a la pista, se escucha de fondo: “Oh mamá, ella me ha dejado, oh mamá…”. La música de Pablito Ruiz nunca falta. Las fans tampoco. Igual hoy no es el turno de Pablito. Hoy tocan Jaf, Antonio Ríos y La Zandanga, sumado al Doble de Cordera, quien también tiene su hinchada.

Mientras todos los grupitos van deambulando de un lado a otro para lucirse y para “ver qué hay”, nadie puede dejar de mover la cabeza y gritar “Looo-cooo-mía…” al compás de la música. Se cruzan por las pistas la Chapulina colorada, el Chavo, el Sr. Jaula, el Sapo Pepe, Caperucita roja, ratones y ratonas entre otros. Fervor cuando suena Jazzy Mel, pero el clímax de la noche llega con la voz del recientemente internado Cacho Castaña: “revienta la bailanta y ya comienza el show, aguante el matador…”. Uno de los himnos de la Bizarren.

El Teatro tiene una capacidad para mil quinientas personas, parece que ya está llegando al límite. El improvisado streptease de un señor con abdomen voluminoso sorprende a los espectadores, así como también la llegada de una chica disfrazada de mesa con mantel, vasos pegados y su cabeza puesta, ¡lista para comer! Todos apretados disfrutan de los recitales. Más tarde, los grandes se entretienen jugando a la carrera de embolsados.

Todos buscando reir, salirse de lo cotidiano, hacer sin importar el “qué dirán”. Más de las 7 am y el sueño los vence, pero nadie sale del boliche sin antes saber cuándo, dónde y con qué artistas será la próxima Bizarren.

Sabrina Herrero – B.P.5

*Galeria de fotos Bizarren Miusik Party

Producción de fotos: Sabrina Herrrero

Edición de fotos: Alexis Zanlongo

Esta entrada fue publicada en Informe especial y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s