Intérpretes en la ciudad

Capacitación de intérpretes del Gobierno de la Provincia. Foto: Ministerio de Educación de la Nación

Daniel Adolfo Nuñez es rector del Instituto de Formación Técnica Superior Nº 27, dependiente del Ministerio de Educación del GCABA, en el que se dicta la Tecnicatura Superior en Interpretación de Lengua de Señas. ACV Ñus lo entrevistó para conocer la labor de los intérpretes en la ciudad de Buenos Aires.

ACV:¿Que hace un intérprete?

Nuñez: Básicamente el intérprete posee como función principal la de actuar como intermediario comunicacional entre personas sordas y personas oyentes. También está capacitado para actuar como mediador entre personas sordas o hipoacúsicas
Además, la tarea del intérprete se sustenta en los principios éticos relacionados con la interpretación, y favorece la integración de las personas sordas e hipoacúsicas a la sociedad, posibilitando el acceso a todos los servicios educativos y de salud, entre otros, y el libre ejercicio de sus derechos.

ACV:¿Qué dificultades encuentra una persona sorda a la hora de utilizar servicios públicos, como los hospitales o la policía?

Nuñez: Las dificultades en primer término giran en torno a cómo afecta a la comunicación. Para paliar ese déficit aparece la figura del intérprete, que supone otro problema derivado de la forma en que se asume su costo. O sea, quién lo paga. En estamentos públicos debería hacerse cargo el Estado, sea nacional, provincial o municipal.

ACV: ¿Hay intérpretes en esos lugares?

Nuñez: Generalmente esos lugares no cuentan con intérpretes, debido en parte a que la incidencia de los sordos no es alta. Sin estadísticas fiables, (quizás el último censo sea válido) se calcula un 3 por ciento de la población afectada por problemas auditivos. De ese porcentaje, poco menos de la mitad utilizaría lengua de señas.
Sin embargo desde el 2000, se ha reconocido oficialmentela Lengua de Señas Argentina (LSA) en el ámbito de la ciudad, lo que implica que las personas sordas pueden exigir la presencia de un intérprete en ámbitos públicos. A resultas de lo dicho, hay pocos intérpretes y difícilmente se los emplea tiempo completo para tal tarea. Existen desde hace algunos años, en diversos ámbitos, cursos para que los empleados estatales que atienden público, adquieran conocimientos básicos de LSA. Esto supone un paliativo de bajo costo. Intérpretes especializados en función del ámbito de desempeño resultarían costosos y hasta ociosos puesto que la demanda de parte de los sordos resulta eventual, pero aún así es un derecho legal.
Los intérpretes tienden a establecerse en forma independiente como oferentes de servicios, cuestión que se verifica también en países plenamente desarrollados.

ACV: ¿Buenos Aires es una ciudad complicada para la comunidad Sorda?

Nuñez: Buenos Aires es una ciudad complicada, pero no tanto como otras. Todavía hoy la mayoría de los servicios son públicos, y su masividad es la que dificulta a veces el acceso, pero al mismo tiempo, el Estado de a poco tiende a manejar estos temas de una manera plural, y los ciudadanos deben saber que tienen derecho a exigir determinadas cosas, en el caso de los sordos, un intérprete.

 

María del Pilar Nuñez – L.O. 05

Esta entrada fue publicada en Informe especial y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s