El líder de La Mosca y su amor a distancia

Guillermo Novellis, líder del grupo musical La Mosca, es reconocido por su carisma y  su popularidad como artista, pero detrás de un exitoso cantante se encuentra un cuervo de alma, que se hizo fana del San Lorenzo gracias a la magia que desplegaban y la fascinación provocada por “Los Matadores”, aquel memorable equipo de 1968. “Yo tenía 8 años, y me hice hincha de San Lorenzo, lo elegí. Es como que paso una chica por la calle, y no es que me la enchufó mi viejo, me enamoré”, comenta Novellis cuando recuerda su infancia y  adolescencia “con la alegría de ser de San Lorenzo”.

En aquéllos años, las transmisiones televisivas no eran frecuentes en el partido de Ramallo, localidad de la que Guillermo es oriundo, por lo que reconoce que “era como verlo desde lejos, a través de las revistas Goles y El Gráfico o tener los pósters”. Su infancia transcurrió en aquél partido bonaerense- donde vive actualmente-, a más de 200 kilómetros de Boedo, barrio cuervo por excelencia. “Éramos pocos en el pueblo, y la verdad que estábamos en una posición cómoda, podías cargar a todo el mundo cuando le ganabas, y cuando perdías eras uno solo, entonces qué te iban a venir a decir”, cuenta Novellis.

Mientras la historia del Club Atlético San Lorenzo de Almagro se iba transformando, la vida del cantante mutaba a la par. Los éxitos musicales lo acercaron a la fama y como consecuencia pasó de ser un hincha anónimo, de un pueblo alejado de la capital, a ser un reconocido personaje apasionado por la azulgrana. “Hay un lugar muy distinto. Todo cambia a partir de que te haces conocido, te empezás a identificar con el club, te llaman para actos, para que cante. Para mi es fuertísimo”, expresa. Además de la participación en algunos eventos oficiales y extraoficiales, su presencia siempre se siente en los tablones de cada cancha que visite el Ciclón. Los ritmos de “Yo te quiero dar” y “Baila para mí”, los hits más reconocidos de su banda, se transforman en aliento. “Me da como una vergüenza, pero en realidad ¡me explota el corazón de alegría! Que lo cante tu club, estar en la cancha, y ver las caras de la gente alentando, que lo disfruta, y te saluda, es muy lindo. A veces sentís que formas parte del equipo”, se regocija Novellis.

El líder de La Mosca aprovecha la popularidad que le dio la música con fines futboleros: concentrar a los cuervos de Ramallo. “Con un grupo de amigos estamos haciendo la cena anual de una peña. A veces nos juntamos a ver el partido, pero no somos muchos. Ahora estamos haciendo un censo, queremos tener bien identificados a todos los hinchas, tenerlos empadronados, y en caso de que nos necesitemos poder llamarnos o juntarnos”, comenta.

Del mismo modo que se preocupa por la unidad de los simpatizantes cuervos, el cantante, no deja de lado los asuntos institucionales del club: las deudas, los conflictos políticos, la malversación de fondos, el aprovechamiento deshonesto de la plata del club, son cuestiones que lo indignan. “Nunca entendés bien si es amor o es odio, porque vos no podes odiar a otro hincha. Me pasa cuando voy a la cancha, como somos tan pocos en Ramallo, veo y digo: ¡Mirá cuantos hinchas juntos que estamos acá! Y vos a ese tipo ya lo querés. Capaz que es un asesino serial, pero lo querés, compartís el mismo sentimiento, es un hincha de San Lorenzo”, confiesa en cuanto a la situación actual que está viviendo el club. “Creo que esta demostrado ya que lo que tiene que hacer la institución es trabajar a mediano y largo plazo, trabajar con las inferiores, que es un negoción, y con la búsqueda de talentos en el interior del país. Esto es a largo plazo, y después vienen los campeonatos”, culmina.

Guillermo no escatima a la hora de soñar con los colores de la camiseta. Como un buen representante del club de Boedo, la copa Libertadores de América es una obsesión, su única asignatura pendiente. “Tengo hijos, me he enamorado, he tenido miedo, he perdido a mi mamá, conocí el dolor, he extrañado, he estado lejos de mi casa, he viajado, he conocido lugares increíbles, me siento satisfecho como artista, como hombre, vivo de lo que me gusta, me faltaran muchas cosas más, pero me chupan un huevo. No pienso en un BMW, quiero que salga campeón San Lorenzo, lo demás ya está. Es lo que me falta como cosa importante”, se sincera éste cuervo de corazón.

Pero como ya dejó manifiesto, las cosas a las apuradas no le gustan, por lo que está dispuesto a esperar. “Tanto tiempo, tanto nunca, cuando llegue no va a ser lo mismo que cualquier otro equipo, va a ser distinto, porque si, porque va a ser una fiesta nacional, creo que hasta los hinchas de Boca van a aplaudir. Cómo llega, cómo se busca, cómo se desea, creo que el hincha lo desea más que el propio club. No me quiero morir sin eso, quiero disfrutar ese momento”, fantasea con un sentimiento plenamente perceptible en la voz. “¡Va a llegar! Vamos a cambiar las iniciales del club, no sé dónde vamos a poner la C para que quede Con Libertadores. Le vamos a poner  CAN Lorenzo de Almagro, con Libertadores de América”, concluye bromeando.

“¡Al final de todo, es un sentimiento! Te podes enamorar de una mujer, y después cambiar de opinión, pero el equipo no”, sintetiza el cantante, sin más palabras para expresar que la pasión es inexplicable.

M.P.M/A.U

Esta entrada fue publicada en Informe especial y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s