El caso pendiente de La Alumbrera

El vicepresidente de la compañía, Julián Rooney, fue procesado por el presunto delito de contaminación. Es el primer caso en Latinoamérica en el que un ejecutivo minero llega a esa instancia judicial. El caso del yacimiento La Alumbrera es expuesto como ejemplo de las promesas incumplidas por las compañías mineras: no sólo no generó desarrollo local ni aportó riqueza al país, sino que, por sobre todo, contaminó el medio ambiente.

Julián Rooney y el fiscal Antonio Gómez. Fotos: verdadminera.com y (8300) web.

La medida contra Rooney llegó tras reiteradas filtraciones en el dique de colas, cuatro derrames y varias denuncias. Entre ellas, las de Unión de Asambleas Ciudadanas (UAC), que reúne a cien pueblos en lucha, y otras realizadas en Tucumán, por las cuales el fiscal dela Cámara Federalde Tucumán, Antonio Gómez, inició investigaciones junto a Gendarmería Nacional. Los resultados consistieron en la comprobación de elevados índices de contaminación en el canal DP2 de Tucumán, y la aceptación de esta situación por parte de la empresa en sus informes de impacto ambiental.

La causa, que se inició en 1998, sigue abierta. A pesar de esto, el fiscal Gómez expondrá el caso antela Comisión Interamericanade los Derechos Humanos, en Washington, en febrero de 2012.

Luisinta Trinca-Andrea Zanarre. C. 4.

Esta entrada fue publicada en Informe especial y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s