Ley de medios – Un año de avances y estancamientos

La ley de Servicios de Comunicación Audiovisual está vigente desde septiembre de 2010 cuando el Poder Ejecutivo la reglamentó y reemplazó definitivamente el decreto de ley de radiodifusión que había promovido la última dictadura militar en Argentina. Los avances que se han logrado en el último año han tenido reconocimientos favorables pero también fuertes críticas y complicaciones en su desarrollo.

Los 161 artículos de la ley a 26.522, mas conocida como ley de medios, consiguieron media sanción en Diputados en septiembre de 2009 y su aprobación definitiva luego de un mes, el 10 de octubre. Un año más tarde, inmediatamente a ser reglamentada, comenzaron los reclamos a la justicia por parte del grupo Clarín. Esta empresa era una de las que se vería fuertemente afectada por la aplicación del artículo 161, que establece el plazo de un año para que las empresas concesionarias de licencias de radio y televisión se adecuen a los topes fijados por la norma en el artículo 45 (máximo de 10 licencias).

A pesar de que la Corte Suprema ratificó la plena vigencia de la ley mediante un fallo unánime en octubre de 2010, aún hoy subsisten medidas cautelares que mantienen exento solamente al grupo Clarín de la adecuación de licencias.

Gabriel Mariotto, director de la autoridad federal que aplica la ley y candidato a vicegobernador de la provincia de Buenos Aires, sostuvo que la nueva normativa formó parte de un proceso para “la democracia comunicacional” y criticó que “mientras dure la cautelar (para el grupo Clarín) tienen el paraguas legal para no cumplir la ley”. Pero otras voces, como la de los periodistas Alejandro Alfie y María Arce, se mostraron convencidas de que “uno lee la ley y es bárbaro, pero después lo que están haciendo no es eso sino sectarismo profesional, persecución política y bloqueos a la información pública”.

Avances y críticas
Desde la puesta en vigencia, la Autoridad Federal de aplicación de la ley de Servicios de Comunicación Audiovisual (AFSCA), entidad creada en reemplazo del viejo COMFER, se encargó de promover proyectos a través de “Cursos y talleres de comunicación popular” para impulsar en los argentinos el uso de su derecho a montar emisoras populares que la nueva normativa posibilita.

A su vez, en los últimos 12 meses se adjudicaron 53 canales nuevos a universidades nacionales y gobiernos provinciales que no tenían señales televisivas propias. También se dispusieron en concurso 220 licencias, de las cuales la mitad irá para empresas comerciales y la otra mitad para entidades sin fines de lucro. Gustavo Bulla, director del sector de supervisión y evaluación del AFSCA recalcó que antes del 2010 “el último canal de aire que había sido concursado en nuestro país fue en 1968” y en contraste, “ahora se están por multiplicar por siete la cantidad de señales nacionales” (escuchar audio).

Mariotto, Bulla, Alfie

Mariotto, Bulla, Alfie

Por su parte, el periodista Alejandro Alfie, especializado en medios y telecomunicaciones, criticó el accionar del AFSCA porque afirma que “quieren medios artificialmente” ya que por un lado hablan de “pluralismo” y por el otro “desde el gobierno, a través de la pauta publicitaria, benefician a los amigos y castigan a los medios críticos”. También reprochó que se le intente aplicar la ley solamente a Clarín y no a otras empresas como Telefónica que también superan los límites y deberían adecuarse a la norma. “Son canales cooptados porque negocian para no adecuarse” indicó.

En cuanto a otros aspectos en los que la ley permitió avances, se destaca el impulso al desarrollo de la Televisión Digital Abierta que superó el 50% de cobertura en todo el país el mes pasado. Este proyecto se inició en octubre de 2010 a través del Plan Nacional de Telecomunicación “Argentina Conectada”. Desde el AFSCA aseguran que “a fines del año que viene se va a concretar el 75% proyectado para la transmisión terrestre” y que el otro 25% “está planificado para realizarse por vía satelital con antenas parabólicas como receptores, equivalentes a las de la empresa Direct TV”.

En el mismo sentido, el Estado también ha invertido para pasar a formato digital la TV Pública y canal Encuentro y ha concretado la aparición de nuevas señales propias tales como Incaa TV para la promoción de producciones audiovisuales nacionales y Paka Paka como perspectiva estética vinculada al mundo juvenil. Además están en proyecto el canal de ciencia y tecnología y la señal de noticias TELAM, entre otras.

Finalmente, a pesar de estar vigente aún queda pendiente el debate sobre la ausencia de Internet en las consideraciones de los artículos. En referencia a esa crítica, Gustavo Bulla indicó que la razón es que la ley se centró en “el espectro radioeléctrico” al que concibe como “un bien escaso, finito, y que requiere regulación” a diferencia de la prensa, “que no tiene otra ley más que la carta interamericana”, e Internet, que lejos está de ser escaso.

A.L. 6 – A. N. 6

Esta entrada fue publicada en Informe especial y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s