El silencio de los “no inocentes”

207 mujeres perdieron la vida en Argentina entre Enero y Septiembre del 2011 por violencia de género, según el Instituto de Estudios Jurídicos Sociales de la Mujer. 153 de estos casos fueron feminicidios íntimos donde el delito fue cometido por un conocido de la víctima. 500.000 mujeres se someten a abortos y muere más de una mujer pobre por día por la clandestinidad del aborto según el periódico Mujeres en Red. Sin embargo, los medios masivos silencian el tema y hoy las victimas por la inseguridad parecen ser las únicas merecedoras de titulares.

La Ley Nº 26485 define la violencia contra las mujeres en su artículo 4º como ¨toda conducta, acción u omisión, que de manera directa o indirecta, tanto en el ámbito público como en el privado, basada en una relación desigual de poder, afecte su vida, libertad, dignidad, integridad física, psicológica, sexual, económica o patrimonial, como así también su seguridad personal¨.

El silenciamiento noticioso de la población femenina está globalizado, la violencia hacia las mujeres es estructural, pertenece a un sistema patriarcal y es utilizada como herramienta de control, tanto de la vida, como del cuerpo y de la sexualidad de las mujeres por parte de los hombres. “Las mujeres mueren, no son asesinadas, quien comete un delito es un delincuente, pero nunca encontraremos este vocablo en una información sobre violencia masculina. Se evita la palabra asesino en los medios masivos para utilizar abundantemente hombre”, afirmó a esta agencia la doctora en Ciencias de la Información, Pilar López Díez.

El silencio que ejercen los medios está naturalizado”, declaró Mabel Sampaolo, miembro de la Secretaría de Género UTE-CTERA. La Ley Integral de Violencia de Género contempla en su artículo 14 que “fomentarán la protección y salvaguarda de la igualdad entre el hombre y la mujer evitando discriminación entre ellos”. Por lo general, las representaciones que se realizan de las mujeres y los hombres desde los medios de comunicación no son equitativas, no muestran a las mujeres como un grupo digno de respeto y consideración, como sí lo hacen con el género masculino.

Ana María Feltan es psicóloga y escritora especialista en cuestiones de género, y desde su punto de vista sostiene que el silenciamiento es una forma de seguir manteniendo el sistema. “El poder, mientras silencia violencia de todo tipo, sigue teniendo rédito”, asegura Feltan.

Los propios medios poseen una mirada particular sobre los episodios de violencia de género. “La mirada machista está muy inmersa en muchas redacciones y la mayoría de las veces los que deciden son varones, por eso se presentan las noticias desde una mirada histórica y es la de los hombres”, sustenta Mariana Carbajal, periodista de Página 12, especialista en problemáticas de género.

La violencia de género es silenciada y ocultada desde los medios masivos de comunicación. No es motivo de un gran titular, ni de importantes investigaciones. Aunque el tema, y los números, demuestren ser de suma importancia y preocupación, los diarios, la televisión, la radio e internet no le dan el lugar que verdaderamente debería ocupar. Quizá, porque “los” medios también respondan a su género.

La violencia ¨inofensiva¨

Los medios de comunicación no sólo no le dan el papel que merece a la violencia de género, sino que además avalan y legitiman ese tipo de abuso. Si desde los espacios noticiosos se silencia, en los programas televisivos de entretenimiento y los suplementos de espectáculos de algunos diarios esta violencia se reproduce a través de estereotipos machistas y representaciones de la mujer como objeto sexual o decorativo.

En materia de regulación, la Autoridad federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (AFSCA) junto con el INADI y en el marco de la Ley de servicios de Comunicación audiovisual 26.522, realizan investigaciones sobre contenidos discriminatorios en los medios de Comunicación entre los que se encuentra la violencia de género. Estos contenidos son considerados ilegales y son sancionados.

Showmatch se consideró uno de los programas más representativos: ¨el concurso Bailando por un sueño (…) recurre de forma insistente a la utilización de planos cerrados en los que se exhibe la zona genital y los glúteos de las bailarinas. Así se procede a la cosificación de las mujeres y a la reproducción de mitos y estereotipos sexistas. ¨se le adjudica a la mujer el valor de objeto de deseo en menoscabo de otras virtudes y/o cualidades y se exalta un estereotipo de mujer con una figura física determinada¨.

A pesar de esta tendencia en los medios masivos, también se están produciendo transformaciones en ciertos sectores que dan un panorama más alentador. Para Norma Garbarini, integrante del Consejo Nacional de la Mujer, existe actualmente un gran avance en la Comunicación Social (con la nueva Ley de Comunicación audiovisual) con respecto al tema de la violencia de género. “se está tomando conciencia del problema, esto está repercutiendo de a poco en varios sectores del periodismo”, señaló y agregó que tanto desde el periodismo como desde la Universidad se desarrollan actualmente varias jornadas y seminarios sobre construcción noticiosa con perspectiva de género. Un grupo de periodistas que siguen esta iniciativa se integran en PAR (Periodistas de Argentina en Red por una Comunicación no sexista): www.redpar.com.ar

Laura Miconi – P. C. 4

Esta entrada fue publicada en Informe especial y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s