Monólogos del cuerpo trans

Hablar abiertamente sobre sexualidad no es una tarea sencilla. Uno siente inconscientemente la necesidad de adecuarse a los términos que la sociedad considera correctos. Más difícil se vuelve aún si el que habla lleva el estigma del diferente, del incorrecto, dentro una sociedad como la nuestra, que se caracteriza por ser mayoritariamente heterosexual y fuertemente machista. Sin embargo, estas actrices dicen “no tener pelos en la lengua” para hablar de los temas “tabú”. Para ellas decir sexo, transexualidad, pene, tetas, siliconas, significa mucho más que eso. Es poder contar sus experiencias de vida y la lucha por su identidad. Es la realidad de un cuerpo trans que se esconde, pero no se oculta.

Daniela Ruiz es la directora y creadora de AR-tv Transacción Show, una organización de artistas transexuales que tienen como objetivo lograr mayor visibilidad para el arte trans. Consideran que su principal arma para luchar contra la discriminación y la estigmatización es el humor. Y está claro que saben cómo hacerlo.

Esta propuesta teatral, que ya lleva dos obras y se prepara para el estreno de la tercera, surgió ante la necesidad de encontrar ámbitos en donde las chicas trans pudieran transmitir sus vivencias y sus problemáticas. “Los espacios que se cubren en el arte de la identidad trans son: el desnudo, el canutillo, la lentejuela, o bien, crear una especie de Zulma Lobato bizarrísimo, que a mí nunca me cerró. Cuando una va a los castings queda catalogada como travesti, y no como artista o actriz”, asegura, indignada, Daniela.

En la actualidad, el proyecto de Ley de Identidad de Género ha tomado cierta notoriedad mediática, lo que extiende el alcance social de esta temática. “Hay una necesidad -no sé si será morbo- de saber qué es lo que pasa con nosotras. Y una aceptación mucho mayor de la que había antes. En los ’90 -ahora tengo 35 años-, salía y quedaba detenida en Moralidad, en Tribunales, solamente por ser trans. Hoy tenemos derechos y trabajo”, afirma Daniela. “Es más: hay cooperativas que implican la inserción laboral de las chicas. En un futuro no lejano, las nuevas generaciones de 11 o 12 años que están saliendo del capullo ya no van a vivir la prostitución. Ni van a ser echadas de sus casas”, amplía, entusiasmada.

“Yo no tuve la posibilidad de decirle a mi mamá que era trans. Ella no sabía lo que yo era, pensaba que era un maricón. Hasta yo me convencía de eso, pero no lo era”, rememora Ruiz. “Y una total aceptación del Estado viene de la mano de la identidad, que es lo más importante. Sin la identidad no somos nada”, remata, tajante.

Tanto Daniela como sus “niñas” -así las llama mientras les marca las coreografías- se están preparando para su próxima obra. “Monólogos de las tetas con pene” se estrenará el 12 de noviembre en el Teatro Bululú (Rivadavia 1350). La directora anticipa la propuesta: “es una necesidad de poder contar las vivencias del cuerpo trans. El tema de saber que tenemos unos senos, un culo, una feminización (…) Y en esa identificación que puedan entender, también, que no tiene nada que ver una identidad con lo que vivimos sexualmente, y que nuestro pene algunas lo gozan, otras lo sufren”.

Débora Van Der Donckt 5 – N.L. 5

*Producción y edición de video: Débora Van Der Donckt 5

Esta entrada fue publicada en Informe especial y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s