Una identidad que da orgullo

Algunos asistieron ligeros de ropa (ACVÑ)

Hace veinte años que se realiza la marcha del Orgullo Gay en la ciudad de Buenos Aires, pero nunca fue tan multitudinaria e importante como la de este 2011. Los que estuvieron presentes en la Plaza de Mayo y en el Congreso pudieron darse cuenta de dos cosas. Por un lado, que diversos sectores de la sociedad acompañan cada vez más a estos grupos que históricamente han sido marginados. Familias, parejas heterosexuales, y curiosos, se sumaron en apoyo a este evento anual. Pero, además, que la marcha no  fue sólo por el orgullo, sino que también fue una forma de manifestación política. Esta vez, se hizo sentir más fuerte que nunca el reclamo por la sanción de la Ley de Identidad de Género, por el reconocimiento de hijos de parejas homosexuales, y por la implementación efectiva de la educación sexual integral. Esto es, que se enseñe en la escuela que no hay sólo dos géneros, sino que son diversos. Estos reclamos se sumaron al pedido por el derecho al aborto seguro, legal y gratuito que tomó fuerza en esta última semana.

La unión de estos grupos minoritarios en busca de la igualdad y el reconocimiento ha incrementado desde 1992, año de la primera marcha en el país. Pasaron veinte años y el espíritu de lucha aumentó. “El colectivo de la diversidad sexual ha avanzado enormemente en materia de igualdad y visibilidad. Pero aún falta mucho camino por recorrer y no podemos hacerlo solos”, dice Gabriela, una mujer lesbiana que abre un llamado de apoyo al resto de la sociedad. La reglamentación del matrimonio igualitario fue el primer paso, y la instalación de la Ley del Aborto en el Congreso fue el segundo. Pero no contentos con esos dos escalones subidos, los gays, lesbianas, transexuales, bisexuales y travestis, van en busca de otros derechos. Elegir nombre y género, para que los y las “trans” puedan decidir sobre su identidad, es uno de ellos. Pero el más conflictivo es la adopción de niños por parte de familias homosexuales. “Nuestro principal escollo es la Iglesia, que nos repudia y discrimina”, dice Mariela. Ella también es lesbiana, está en una relación estable, y no entiende que el Estado no le permita adoptar.

El estilo carnavalesco de esta fiesta multitudinaria y colorida no eclipsó el tinte político que el encuentro. Entre comparsa, baile, cerveza, vino y porro, desfilaban travestis semi desnudos, disfrazados de monjas, ángeles, súper héroes, policías, y cientos de motivos más. Junto a ellos había militantes de La Cámpora Diversia, Putos Peronistas, MST, Carne Clasista del MAS, y el Partido Obrero, entre otras agrupaciones y partidos políticos, con bombos, banderas y carteles que pedían por la separación de la Iglesia y el Estado. Pero el cambio que buscan no sólo puede ser garantizado por el Estado, sino que debe ser  consensuado por toda la sociedad civil.

Germán Felices/ M.B.P 03

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Esta entrada fue publicada en Informe especial y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Una identidad que da orgullo

  1. acvnews dijo:

    La cobertura general de la temática que relaciona a la XX Marcha del Orgullo con la ley de identidad de género, la adopción, la despenalización del aborto, etc. aquí ha tenido muy buen criterio, tomando en cuenta los dos informes especiales. Las decisiones de títulos y gráfica también han sido adecuados. Pero es de suponer que se tomó una decisión editorial de usar, como en el periodismo tradicional, el género gramatical masculino (por ejemplo, “Algunos asistieron ligeros de ropa”) y no el femenino, tal como se llaman a sí mismas muchas militantes LGTTBIQ. O quizá fue una errata involuntaria, que se hubiera evitado si se callejeba dentro de la marcha. Parece haber un choque de perspectivas entre lo que se expresa en el encabezado del informe (“Una identidad que da orgullo”, firmado por Germán Felices), al decir: “Hace veinte años que se realiza en Buenos Aires la marcha del Orgullo Gay” y las primeras líneas de la siguiente nota (“Una marcha para todos”, firmada por Aldo Vietri) que dice: ” La marcha del orgullo es sólo “gay” para quienes no la hayan transitado nunca”. Acaso se necesitaban más cronistas que transiten, que relaten en vez de interpretar, que informen un poco más y expliquen un poco menos. Me enteré por BBC Mundo que las entidades organizadoras calcularon 150.000 participantes y por Clarín que en la XX Marcha ocurrió todo esto: http://www.clarin.com/ciudades/capital_federal/XX-Marcha-Orgullo-Gay-Congreso_0_586141511.html

    Saludos
    Osvaldo Baigorria

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s