Una marcha para todos

Marcha del orgullo LGBTIQ (ACVÑ)

La marcha del orgullo es sólo  “gay” para quienes no la hayan transitado nunca, pero para las organizaciones que la impulsan, la marcha es LGBTIQ, una sigla a la que año a año se le agregan letras. Cada una de estas siglas representa una identidad sexual diferente, algunas resultan familiares, como la lésbica, gay, travesti o transexual. Otras, no tanto, pero buscan ser reivindicadas.

Las personas transexuales, por ejemplo, tienen un conflicto entre su anatomía y su sexualidad. Se sienten identificadas con un sexo, pero cuentan con otro cuerpo. Si logran resolver este apremio psicológico, pueden someterse a una operación de “cambio de sexo”, algo costosa. En la última edición del reality show Gran Hermano, uno de los participantes confesó que participaba para poder pagarse esta intervención.

La intersexualidad logró alguna repercusión a partir de la película argentina XXY, de Lucía Puenzo. Alex, la protagonista es una adolescente que esconde un secreto: es “hermafrodita”. Los intersexuales cuentan con genitales ambiguos, y sexualidades que pueden también ser confusas.

La cita, desde 1992, es el primer sábado de noviembre, en Plaza de Mayo. Desde allí se suele caminar hacia el Congreso Nacional. La consigna de cada edición de la marcha se vincula con las luchas con las que se enfrentan las distintas sexualidades, como la de este año: “Ley de identidad de género ya”.

Aldo Vietri/ M.B.P 03

Esta entrada fue publicada en Breaking Ñus y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s